La insólita y gloriosa hazaña del Cipote de Archidona – de Camilo José Cela

 

Dejando a parte mi opinión sobre Camilo José Cela como escritor (solo salvo La Colmena), hay en su imagen pública aspectos que me desagradan mucho; sus opiniones simples y dogmáticas y, sobre todo, su actitud de matón cultural, de provocador tosco, de “asustamonjas ingenuas”. Recuerdo lo de La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona jugando a ser Quevedo. El 20 de abril de 1983, en el programa “Buenas Noches”, Mercedes Mila entrevista a Cela. Sin venir a cuento Cela presume de su habilidad para absorber por vía anal litro y medio de agua. Ante la sorpresa y dudas de la entrevistadora, solicita una palangana para hacer una demostración en directo. Mila, como si fuera una tierna pardilla, no le aguanta el envite y Cela queda tremendamente satisfecho por el éxito de su farol. (A partir del minuto 53 y 5 segundos del vídeo arriba).

El 1 de marzo de 1988, en el programa “Viaje con nosotros” un infatuado e inaguantable Gurruchaga entrevista a Cela (puedes ver la entrevista en YouTube. Un buen ejemplo de estupidez) que vuelve a repetir el alarde. Afirma esta vez que puede absorber un litro de agua mediante su eficaz motobomba anal. Montan un paripé, porque sin duda estaban conchavados. Gurruchaga hace como que le toma la palabra y el esbirro Popotxo trae una palangana. Cela hace la pantomima de desabrocharse el cinturón y… el asunto no va a más. Cela farolero vuelve a salirse con la suya. Meses más tarde fue Nobel de Literatura.

¿De donde sacó Cela la idea de presumir de esta grosera habilidad? La gazza ladra cree haberlo averiguado.  Te lo cuento en otro post.

Sinopsis: Corría el año 1971. España languidecía en el sopor de su otoño patriarcal. De pronto, estalló una bomba : un obrero agrícola de Archidona (Málaga) sembró el pánico en el cine del pueblo durante un espectáculo flamenco. Según el acta de la causa seguida contra el valiente muchacho de 24 años, quedó “probado que el día 31 de octubre de 1971, en el cine Archidona, durante la presencia de un espectáculo de cante flamenco, la procesada masturbó a su novio, el procesado, teniendo éste el órgano viril fuera del pantalón, lo que motivó que salpicara de semen a los también espectadores (…) y su esposa (…) [sentados dos filas más atrás], causando desperfectos en sus ropas, pericialmente valorados en 3.500 ptas. y 1.600 ptas. respectivamente”.

“¡Bendito sea Dios Todopoderoso, que nos permite la contemporaneidad con estos cipotes preconciliares y sus riadas y aun cataratas fluyentes ! Amén. ¡Viva España ! ¡Cuán grandes son los países en los que carajos son procesados por causa de siniestro !”, exclama el académico Camilo José Cela y, con él, miles de personas que siguieron a través de la prensa las consecuencias de tan asombroso atentado a la moral pública y a las buenas costumbres.

En homenaje a tan insólita y gloriosa hazaña, Camilo José Cela preparó la edición de estos documentos que constan de su propia correspondencia con el también académico Alfonso canales, del acta del juicio, y de una selección de cartas, poemas y dibujos enviados espontáneamente a Cela por algunas y algunos españoles enardecidos por tan admirable muestra de hombría hispánica.

Título:            La insólita y gloriosa hazaña…  
Autor:             Camilo José Cela
Editor:            Tusquets Editores S.A.    
Páginas:         52
Idioma:           Español
ISBN-13:         978-8472233010
Comprar:        (en breve)

¿Y tú qué opinas?